Vocabulario para describir un vino

Jun 2, 2022 | 0 Comentarios

Qué importante es hablar con propiedad, y más en según qué contextos. Para los que no están en él, el mundo del vino puede que imponga. Regiones, denominaciones, variedades, aromas, sabores y un largo etcétera. En definitiva, demasiado contenido para aprender siendo el vino nuestro “hobby” ¿no? Pero una de las cosas más importantes a la hora de demostrar tus conocimientos sobre vino, es algo tan sencillo como hablar. No solo hablamos de catas profesionales, o visitas a bodegas. También en una cena en familia o con amigos; o incluso una cena de negocios que nada tengan que ver con este universo. Pero tenemos que reconocer, que siempre queda bien mostrar un poco de conocimiento, ¿no? Puede parecer insignificante, pero el hecho de usar determinados términos no asociados a la descripción de un vino te delata, y a veces, es peor eso, que no decir nada. ¡Pues vamos a empezar!

Lo primero y más importante a la hora de hablar con propiedad sobre un vino es conocer las fases y estructura básica de una cata ya que, un fallo común es mezclar términos de unas fases a otras. No podemos incluir todo el vocabulario existente en el mundo del vino porque es demasiado, pero queremos destacar algunas de las palabras mas sonadas y utilizadas que mejor describen cualquier vino.
Sigamos los pasos de la cata para repasar el vocabulario fundamental. Cada sentido tiene sus propias palabras asociadas a la descripción de este.

Vista:

  • Turbio: un vino que no está completamente limpio.
  • Capa: es lo que determina la profundidad del color.
  • Profundidad de color: dependerá de la transparencia del vino.
  • Colores: púrpura, rubí, teja, amarillo limón, paja, dorado, piel de cebolla.

Olfato:

  • Intensidad aromática: depende de lo fácil que sea percibir los aromas sin necesidad de acercarse mucho.
  • Acorchado: se trata de un vino defectuoso que tendrá olor a humedad.
  • Aromas primarios, secundarios y terciarios: de la uva, de la elaboración y de la crianza.
  • Aromas: Fruta roja, fruta negra, floral, mineral, especiado, herbáceo.

Gusto:

  • Dulce/seco: por la cantidad de azúcar que posea.
  • Redondo/equilibrado: vino cuyos componentes están en armonía / se complementan.
  • Corto/largo: por la persistencia del sabor y aromas en boca.
  • Ligero/pesado: según el nivel de alcohol (suele percibirse como calor en la garganta).

Tacto:

  • Taninos: componentes que provienen de los hollejos (pieles) y aportan estructura.
  • Astringencia: sensación de aspereza provocada por los taninos.
  • Cuerpo: se trata de la densidad del vino en boca.

Esperamos que esta pequeña recopilación de palabras clave os ayude a dar una buena impresión en vuestra próxima comida o cena. Siempre será más fácil con un buen vino, así que aquí tenéis enlace a nuestra web para que no falléis:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *